miércoles, marzo 28, 2007

Casi de vacaciones

Aquí estoy, entre que espero que mi jefe me llame para decirme que puede recibirme para tratar varios asuntos que traigo pendientes con él y que un buen amigo, el Lalo termine de dar su curso de PHP para que vayamos a cenar.
Muchas veces cuando voy manejando se me ocurren mil tópicos de cosas que me gustaría escribir aquí, pero termino escribiendo cosas superficiales y aburridas, como diría uno de mis lectores fugaces.
Y es que temas hay muchos. Está de moda la aprobación de la nueva ley de ISSTE, por ejemplo. Escuché en la mañana a un monito de esos personajes que viven en la UNAM hablando del sindicalismo democrático y de cómo defenderían casi casi hasta la muerte sus conquistas revolucionarias. Las mismas palabras que escuchaba cuando de niño llegué a acompañar a mi papá a eventos con Luis Echeverría... ¿será que mi país no ha evolucionado? La verdad es que no creo eso. Posiblemente del tono más o menos sarcástico de mi comentario pueda inferirse que en realidad no comulgo mucho con esa corriente, o como quieran llamarle. Más aún, siento que en buena medida el estancamiento en la mediocridad que este país tiene proviene de esas raíces.
Pero luego recuerdo un curso de liderazgo que estamos tomando con una consultora que les lava el cerebro (perdón, recomienda cosas) a empresarios de primer nivel del país. Cuando le comenté que compañías como Google les tienen una serie de comodidades a sus empleados (que van desde unas muy normalitas como café en la oficina hasta otras un poco más estrafalarias, como el tener una sala de juegos), decía que por eso no progresábamos. Porque luego las compañías mal acostumbran a sus empleados tratándolos bien. Quiero pensar que ella se refería a que esas prestaciones pueden ser mal entendidas y luego los empleados terminan considerandolas "conquistas revolucionarias" y exigen esas y otras más, llegando al grado de ahorcar a una empresa, pero eso es lo que yo quiero creer que ella quería decir.

Otro tema podría ser el de la discusión sobre el aborto. Yo no soy mujer, asi que mi opinión, por supuesto que estará sesgada. Tampoco soy católico, ni protestante, ni de ninguna religión. Si lo trato de ver fríamente, claro que debe doler quitarle la vida a alguien que ya fue concebido y me inclino a creer que no hay mujer que no lo lamente en algún momento. Pero seguramente hay muchas condiciones en que pudiera ser la mejor opción. Me parece que radicalizar el asunto a un terminante NO como lo hace la iglesia católica (a pesar de ser cliente preferente del proceso) o con un SI sin restricciones pone en riesgo muchas estructuras de conviencia social como las conocemos ahora al menos. Si creo que debe legislarse y considerar discresionalmente casos.

¿De qué mas podría hablar? Ah, sí.... mi intención original era hablar sobre vacaciones... y vaya que me he desviado. Aún no decido que hacer, aunque me late irme a pueblear por ahí. El año pasado me fui a Michoacán, por el rumbo de Uruapan. Me faltaron algunos sitios por visitar de esa zona... o pudiera ser por otro rumbo. Tengo que pensarlo para no desaprovechar el tiempo, sino, ya me veo pegado a la computadora todos los dias. Prefiero caminar, comer rico, tomar fotos, disfrutar de la vida en pocas palabras. ¿A dónde dirigiré mis pasos en esa semana?

4 comentarios:

myself dijo...

Que padre que vayas a salir de vacaciones, si te decides por Michoacán me avisas, chance y nos podamos comer unos huchepos. Saludos!!

Gildardo Sanchez dijo...

Muchas gracias myself, si voy para allá, claro que te lo hago saber. Ummmmm, yo soy un adicto a esas cosas... ;-)

Anónimo dijo...

Que tengas unas vacaciones muy padres, sea a donde vayas, por lo que he leido se nota que donde estes lo disfrutas al máximo, saludos :D

Gildardo Sanchez dijo...

Hola Toño.
¡Muchas gracias! Pues si, eso trato siempre... de disfrutar al máximo ;-)